Cuidado y no caigas en el mal marketing
14 junio, 2016
Google Imágenes
Cómo crear una estrategia de contenidos
30 junio, 2016
Mostrar todo

Lo que no debes hacer en una entrevista de trabajo

entrevista-de-trabajo-preguntas-respuestas-9

Los escasos o muchos minutos que dura una entrevista de trabajo son determinantes para lograr un futuro laboral u otro. No se pueden cometer errores, ni grandes ni pequeños.

Sea o no el mejor método para encontrar al candidato perfecto, las entrevistas de trabajo siguen una estrategia frente a frente cara al entrevistador. Estos son algunos de los fallos que jamás se puede permitir un candidato si quiere ‘llevarse el gato al agua’.

1) No prestar atención a la entrevista previa hecha por teléfono. Esa llamada es el primer paso para llegar al puesto deseado. Hay que ser conciso y estar en un lugar donde se puede hablar. Mejor frases bien construidas que monosílabos. Sobre todo: no critiques a tus jefes anteriores… aunque tengas razones.

2) Infórmate, haz los deberes. Muestra interés acerca de quién o quiénes te van a entrevistar. La información es poder y es importante tener datos sobre la compañía y el puesto.

3) Ojo a los modales. Todos esos factores son cosa tuya y los puedes controlar. Ve limpio y aseado, zapatos en orden, peinado… y no te bañes en colonia, tampoco es necesario. Respecto a la ropa: cuidado, sé fiel a tu sentido común. El look debe ser aseado pero no es imprescindible el traje de chaqueta si vas a por un puesto de socorrista, por ejemplo.

4) Cuando des la mano… sé firme. No se la tritures, pero no la des flácida.

5) El móvil APAGADO. Sin duda.

6) Espera al momento para intervenir, no interrumpas al interlocutor, escucha lo que quier decirte. No conviene hablar poco, pero tampoco demasiado.

7) No preguntes mucho. Lo mejor es un 50/50… Un rato habla el entrevistador y el otro rato el candidato.

8) Monosílabs no. Lo ideal es combinar respuestas de uno o dos minutos… Los detalles importan. Si has sido despedido de tu antigua empresa, debes comentarlo y explicar las razones. No eres el primero ni serás el último a quien le ha sucedido.

9) Estudia bien tu propia vida laboral. No te contradigas y si pones algo en el currículo y luego no eres capaz de respaldarlo en la entrevista habrás cometido un error enorme.

10) No descalifiques a tus jefes anteriores. Explica las cosas de manera objetiva. Hablando mal de otros sólo vas a conseguir descalificarte a ti mismo.

11) Cuidado con el lenguaje no verbal. Si no miras a los ojos de tu entrevistador, mal te va a comprender. Si no asientes, te sientas de forma incorrecta, no te muevas constantemente…

12) Deja claro que te interesa el puesto pero mantén el tipo sin arrastrarte ni humillarte.

13) Sé puntual. No vale la pena llegar antes de tiempo y tampoco tarde. Transmites la imagen de persona poco formal.

14) Sé positivo y entusiasta. Sonríe, sé optimista.

15) Genera confianza en el interlocutor diciendo la verdad sobre tu vida personal. Un buen consultor sabrá detectar incoherencas en la vida profesional de un candidato, por eso crear una imagen que no encaja con lo que realmente somos nos despista también con respecto a lo que queremos llegar a ser.

16) No preguntes si eres el candidato idóneo para la posición. Transmites seguridad y confianza pero también arrogancia. Interésate por la organización pero no se te ocurra preguntar si lo has hecho bien al terminar.

17) No vayas a la entrevista con familiares o amigos. Se trata de una reunión personal, no de la paella de los domingos.

 

Con todo esto… ¡mucha suerte!

 

 

 

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.